Originaria de la Ciudad de México, tengo dos grandes pasiones. La primera fue inculcada por mi abuelo y mi padre, quienes desdeniña me acercan al deporte nacional por excelencia “La Charrería”, naciendo en mí la unión y el encanto por el caballo.

Inscríbete
Este código te sirve para registrate en cualquier conferencia