Cuando escuchamos que alguien tiene el “corazón roto”, debemos tomarlo de manera literal. Tener el corazón roto no es una figura poética, sino un problema que afecta a ese órgano en la vida real. La buena noticia es que un corazón roto puede evolucionar rápidamente y de forma favorable. (Alvaro Contreras, cardiólogo)
Imaginemos que salimos de cirugía después de una operación de corazón mayor en donde se corrieron ciertos riesgos, decidimos tomarlos y sobrevivimos. Nuestra recuperación dependerá de los cuidados que le demos y de seguir ciertas instrucciones básicas.
¿Cuánto tiempo para lograr una recuperación total? Depende de el tiempo que dediquemos y el cuidado y cariño que pongamos en el proceso. El reposo es la pausa que nos da la oportunidad para descubrir el inmenso potencial que existe dentro de nosotros para seguir creciendo, significa darle la bienvenida a todas aquéllas emociones incómodas y escuchar los mensajes que nos traen antes de despedirlos, se abre el espacio para que vuelvan a entrar paz y calma en nuestros corazones.

Inscríbete
Este código te sirve para registrate en cualquier conferencia